TUTORIAL! | Orange Wired Nails

Si te gusta, compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePin on Pinterest
Muuuuy buenas tardes, bonitas ♡
¿Cómo estáis en este maravilloso lunes? Bueno, en realidad es un lunes normal y corriente, pero hay que ser positivas, que está de moda xD Yo estoy feliz porque este fin de semana he celebrado mi cumpleaños con mis amigos y estuvieron casi todos (Belén, el año que viene no faltes!). Además cayeron bastantes esmaltes y algo de maquillaje, así que ya os haré un resumen por Instagram ^^
Pero ahora vamos es la manicura de hoy, que es la de la segunda semana del Reto Colores. La semana pasada tocaba el color NARANJA. ¡¡Aquí la tenéis!!

Aunque tenía la manicura preparada desde hace tiempo, no he podido sacar ni un ratito para terminar de editar el vídeo y las fotos y escribir este post hasta ahora. Ya os digo que ha sido un fin de semana a tope. Sólo me dio tiempo a editar una foto y subirla al grupo de Facebook, porque este año hay un sorteo al final entre todas las participantes, así que… ¡había que colgar esa foto sí o sí!

Lo que hoy os quiero enseñar es una técnica relativamente nueva porque no es muy conocida, pero queda un efecto muy chulo, no necesitamos ningún utensilio especial de nailart y es, como siempre, muy fácil de hacer. Este diseño se llama Wired Nails, y para muestra, un botón… ¡¡¡DALE AL PLAY!!!

Rápido resumen: Después de la base protectora y los colores que elijamos, pintamos una capa sobre una superficie de silicona, y antes de que seque hacemos líneas con un palito de naranjo esparciendo el esmalte hasta que nos guste el resultado. Damos una capa de esmalte transparente y lo dejamos una media hora hasta que seque. Después damos una capa de esmalte transparente sobre la uña para que nuestra pegatina casera se pegue y limpiamos los bordes con un pincel y acetona. Aplicamos top coat… ¡y listo!

El esmalte de acabado cremoso que he utilizado es uno de los esmaltes más conocidos de Picture Polish, Peaches N’ Cream. Ya os lo enseñé aquí cuando Álex me lo regaló junto a otros dos esmaltes preciosos que compró en Pshiiit La Boutique. Aparte de ese swatch aún no lo había estrenado, así que aunque es un naranja pastel que tira a rosa, este era el momento de hacer un nailart con él.


El otro esmalte protagonista de la manicura es esta maravilla de la colección Sugar Crush de Isadora, y mi único esmalte de la marca, Coral Crush. Se trata de un tono esmalte naranja vibrante, de acabado arena o azúcar (de ahí el nombre) y con un brillo dorado precioso. También tiene un ligero subtono rosado que lo hace la pareja ideal del esmalte de Picture Polish.

Al igual que Peaches N’ Cream, este esmalte estaba sin estrenar desde hacía ya demasiado tiempo. Esa es una de las ventajas del Reto de los Colores, les damos uso a los colores olvidados ^^

¡Y eso es todo por hoy! Espero tener más tiempo esta semana para hacer las cosas bien y publicar cuando toca, aunque ya sabéis… que no puedo prometer nada 🙁

Hasta el próximo post… Sed felices!!! Muak!!!

Image and video hosting by TinyPic

document.write(”);

Si te gusta, compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePin on Pinterest

6 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *